martes, 29 de noviembre de 2016


EL CANARIO WATERSLAGER EN HOLANDA

      En las primeras décadas del siglo pasado no había  en los Países Bajos casi interés por los canarios Waterslager. Las revistas de la época estaban llenas de anuncios en los que se ofrecían canarios sajones y del Harz de los linajes de Seifert y  Trutte pero al parecer, no había mercado para los canarios de agua. La mayoría de los aficionados holandeses al canto del canario se centraban en los Harzers. Inicialmente el interés por los canarios Waterslager se limitaba a Flandes, en el resto del norte de Europa predominaba la afición a los canarios alemanes. Una posible causa de la baja popularidad de los canarios de agua fue idea que circulaba entre los criadores de canarios de canto de aquella época. Los canarios de agua eran estridentes y poco suaves y armoniosos y por lo tanto eran una amenaza constante para la suave y culta canción de los harzers; por esto mismo era una práctica común en las exposiciones y concursos hasta bien entrado el siglo 20 que los canarios de agua estuviesen alejados de los harzers. Las frecuentes penalizaciones que aparecían en las planillas de canto de los waterslger desanimaban a los criadores, pues en las planillas de los harzer casi nunca aparecían penalizaciones. En las primeras décadas del siglo 20 la cría de los canarios de agua era muy minoritaria en los Paises Bajos; hasta 1926 solo había un juez experto, el Sr. Zandvliet,   para evaluar a los canarios de agua. Solo en el curso de los años 30 el número de jueces aumentó.

         Para el aumento de la afición y de la cría de los canarios waterslager fue crucial la celebración de un concurso – exposición en 1928 en la Haya. Para promover el canto de los canarios de agua, un tal señor Michiels de Amberes envió 8 canarios. Hubo mucha expectación con estos canarios y el señor Michiels hizo un buen negocio pues además de vender a buen precio sus ejemplares recibió numerosos pedidos. Esta exposición despertó el interés del Sr. M. van Woezik que se convertiría mas tarde en uno de los principales promotores de la cría del waterslager en los Países Bajos. El y e Sr. J. Gerrits siguieron los cursos de formación para jueces en Bélgica y obtuvieron su certificación en 1935. Gracias al entusiasmo de estos pioneros el canto waterslager se ha ganado un lugar permanente en la canaricultura holandesa. Una decisión con consecuencias trascendentales para el futuro de la cría del waterslager en los Países Bajos fue la elección fundamental que hicieron los pioneros alrededor de 1930, de orientar el canto del waterslager hacia un estilo con muchas similitudes con el canto del ruiseñor.

         Han existido diversas escuelas o tendencias en el canto waterlager en el siglo 20 con diferentes estructuras de la canción. Los canarios canarios belgas presentados en 1938 en la exposición  de la Haya cantaban una canción muy continua, en la que las vocales eran ampliamente desarrolladas. En 1929        el juez belga de Amberes,  B. Peleman, líder en promover el canto waterslager en los Paises Bajos, escribía lo siguiente sobre el knorr. “El knorr se puede dar en  forma recta o curvada. No hace falta decir que la forma curvada es preferible sobre la recta, pero el problema es que el knorr se mantiene durante poco tiempo por lo que la forma curvada es más rara, pero también más valiosa”

         Este ejemplo nos sirve para concluir que la estructura vocal que se buscaba en Bélgica como la mejor del canto waterslager, mostraba similitudes con la del Harzer.  Conclusión a la que había llegado en 1928 M. van Woezik.

        Al final de los años 20, el Sr. Woezik y sus compañeros estaban interesados por el canto de los canarios waterslager del criador Sr. De Graaf de La Haya, cuyos ejemplares cantaban una canción con una estructura similar a la que tenía el ruiseñor indígena. Los criadores de La Haya preferían un canario cuyo canto se parecía más al del ruiseñor que un canario como el belga cuyo canto era más contínuo y similar al del Harz. El canto de los criadores de la Haya era un canto más discontinuo y no tan grave como el belga. Esta tendencia se difundió ampliamente por todos los Países Bajos y los criadores se inclinaron por ella, pero al elegir deliberadamente una estructura de la canción diferente a la belga, que era considerada líder en el canto waterslager, llevo a la tendencia holandesa al aislamiento internacional. Pero hay que decir que  las normas de enjuiciamiento y la puntuación otorgada a las diferentes estrofas era la misma que aplicaban los belgas. Lo único que variaba era una tendencia de cría diferente en la estructura de la canción.

         En 1981 se establecieron diferentes valoraciones en las estrofas y en otros apartados de la planilla de enjuiciamiento, con lo que los concursos holandeses son diferentes  a los realizados a nivel internacional. Esto ha supuesto un fortalecimiento en la diferenciación del canario waterslager holandés durante las últimas décadas. Esta diferenciación se inició ya en los años 30 del siglo pasado, en el que los canarios de agua holandeses son considerados por muchos criadores no holandeses como canarios de agua de segunda categoría.

         Para concluir diremos que los holandeses consiguieron en el siglo 20 un canario de agua que es distinto en muchos aspectos a sus progenitores originales: el waterslager belga.


1 comentario:

  1. Angel mi agradecimiento por publicar un artículo más sobre el canario malinois una vez más muchas gracias.

    ResponderEliminar