lunes, 19 de marzo de 2018


UN WATERROLLER NO ES UN WATERSLAGER (2)

Jaap Plokker

(continuación)

      Interesante artículo aparecido en la página holandesa zangkanaries.nl en la que se habla de las características del malinois holandés y su situación actual.

Un waterslager holandés es un cantor rosiñolado.

            Uno de los primeros en evaluar los desarrollos antes mencionados en Bélgica como una amenaza para la clásica canción waterslager fue el juez / criador de waterslager y harzer Catrien van der Toorn. En 1979 se publicó un artículo en nuestra revista en la que advirtió que el agua holandesa empieza a tener criadores con una canción que empieza a ser rodada y su artículo terminó con: "En realidad, aficionados a nuestra canción, si no tenemos cuidado empezaremos a ir en la dirección equivocada”

            En contraste con Bélgica, el cantante rosiñolado tradicional fue conservado por completo en los Países Bajos. Para proteger este tipo de canción rosiñolada se elaboró una nueva planilla de enjuiciamiento por el ANBV y NBvV en 1981, que se diferenció de la planilla de enjuiciamiento de la COM: se separaron el tjokken y el tjokkenrol y se introdujo el apartado de “acento de ruiseñor

            En 2008, la planilla de enjuiciamiento del waterslager se modificó quitando el apartado “acento rosiñolado” En un artículo en Onze Vogels, el entonces presidente de KMV Zang Bert Renes proporcionó a los lectores una explicación detallada de los cambios y también discutió las posibles consecuencias de abolir el acento del ruiseñor para la canción del waterslager.

            Al leer su artículo, se tiene la impresión de que, al escribirlo, Bert Renes se movía entre la esperanza y el miedo. Por un lado, estaba convencido de que la planilla de enjuiciamiento ofrece oportunidades a los cantores de agua batida o golpeada para obtener una mayor puntuación, por otra parte, dudaba que todos los jueces tuviesen los conocimientos adecuados para descubrir la estructura de la canción del ruiseñor en los waterslager y que supiesen darle todo su valor.

            La situación del cantante rosiñolado fue evaluada positivamente por Bert Renes en 2007: "Hay muchos waterslagers con una canción batida, y muchos menos tienen una canción con una estructura rodante".  Hubo pájaros con una estructura rodante, "pero ciertamente no en número que justifiquen el término 'amenazante'.   De acuerdo con su firme convicción, a pesar de la abolición del acento del ruiseñor, los waterslager con una estructura de canto golpeado 'tendrían una mayor puntuación que los canarios con una estructura rodante'.

            Si la abolición del acento de ruiseñor no tuvo ningún efecto en la posición preponderante del cantante rosiñolado y golpeado, entonces la eliminación de este apartado fue algo positivo, porque la interpretación del acento rosiñolado causó muchos malentendidos y confusiones entre los jueces y los criadores.  Con la desaparición del "acento del ruiseñor" en la lista de enjuiciamiento, las discusiones interminables sobre las evaluaciones en esta sección fueron, afortunadamente, una cosa del pasado.

            En una “reflexión” en 2007, hice preguntas sobre la nueva planilla de los waterslagers. Mi tesis fue que una planilla no es solo un cambio en el sistema de enjuiciamiento y evaluación en nuestras competiciones de canto, sino que también proporciona una dirección selectiva para el futuro canto de nuestros waterslagers. Aunque Bert Renes decía que los jueces tenían una opción clara para que los waterslager con una canción golpeada tuviesen una mayor puntuación que los pájaros con una estructura rodante. Mi conclusión fue la opuesta a la de Bert Renes: “A pesar de que esto va en contra de las intenciones con las que se han hecho las modificaciones, creo que en un futuro próximo los waterslagers con una canción rodada y ondulante tendrán una mayor popularidad. (…) Me parece que durante los concursos de canto los waterslagers rodados y ondulados están en mejor situación que con la lista anterior. 

            Desafortunadamente, Bert Renes ya no está entre nosotros y es imposible evaluar con él y analizar por qué al final mi conclusión final se acerca a la realidad en 2017 más que la suya. Mi impresión es que en la actualidad el waterroller cuenta con mucha simpatía sobre todo en Holanda oriental y meridional, posiblemente más que el waterslager y en las competiciones nacionales los waterrollers, de los que ya hay clubs especializados, obtienen premios similares a los de los waterslagers.

Reflexión
           
Este artículo es tanto una llamada como un impulso para analizar el estado actual de las cosas  y para formular respuestas a las reflexiones que se han realizado.

            ¿Es correcto mi análisis de que desde la introducción de la lista de selección actual en 2008 y la abolición del concepto de acento de ruiseñor, la preferencia por el canto de agua batida ha disminuido y un número creciente de waterslagers merecen el nombre de waterroller en lugar de waterslarger?

            ¿Deberíamos considerar este desarrollo como, con el consentimiento de todos, un proceso en el que vaya desapareciendo gradualmente el clásico waterslager y tácitamente decir adiós a la estructura de la canción rosiñolada que es un ejemplo de la canción del waterslager? Si este es el caso, entonces también tenemos que ser coherentes, cortar el nudo, romper con el pasado, reescribir la teoría del canto y eliminar todas las referencias a la canción rosiñolada. Por lo tanto, si escogemos la actual tendencia belga como referencia, tendremos que decir que la posesión de rulos o rodadas de agua se ha convertido en sinónimo de waterslager. También tendremos que adoptar la planilla de enjuiciamiento COM en los Países Bajos al mismo tiempo.

            Si decidimos que en los Países Bajos tenemos la tarea de conservar  al antiguo cantante rosiñolado  y respaldamos totalmente la teoría actual del canto, entonces también debemos sacar consecuencias de eso y considerar qué pasos podríamos seguir para seguir fortaleciendo y "cerrando" el paso y así contrarrestar la canción rodada en el waterslager. En resumen, en mi opinión, la eleccion y las consecuencias tendrán que asumirse.
            El camino que muchos criadores quisieron alcanzar en Rijssen el 7 de enero de 2017, es decir, cada uno cultivar aquellas pájaros con las características que más le gusten a cada criador parece el menos deseable.

(continuará)

jueves, 8 de febrero de 2018


UN WATERROLLER NO ES UN WATERSLAGER (1)

Jaap Plokker

      Interesante artículo aparecido en la página holandesa zangkanaries.nl

            Con esta declaración en Bélgica, el presidente de la KBF, Armand Van de Vonder, criticó en 1971 el endurecimiento de las voces de los Waterslagers belgas. Su declaración no ha perdido nada de actualidad en los Países Bajos.

            El sábado 7 de enero de 2017 escuchamos a unos equipos de waterslagers de sonido armonioso en la jornada dedicada al estudio del canto del especialista en canto waterslagers 'De Nachtegaal' en Rijssen. Cuando, en compañía de tal vez más de 1000 años de experiencia en la cría de waterslagers (se refiere al número de años que llevan criando entre todos los presentes), dejé caer que eran canarios muy bellos, pero no waterslagers, parecía como si una bomba hubiera explotado en el fondo de la sala. Todas las cabezas miraron hacia mí, y en muchos ojos que se podría detectar un pensamiento: "¿Bromea o es que este tipo no tiene ni idea?"

            Mi comentario no fue para nada gracioso. Los pájaros que provocaron el comentario anterior no tenían una canción poderosa, mantuvieron las estrofas o giros durante mucho tiempo y conectaron todos los giros; rodaron, por así decirlo, de un giro a otro. Para continuar con el vocabulario de Van de Vonder, estas aves en realidad eran Waterroller (rodados de agua), pero no eran Waterslagers.

            Basándome en las reacciones a mi comentario, tuve la impresión de que muchos de los criadores presentes en Rijssen eran de la opinión de que, si alguien consigue un canto de agua profundo y tenue, con voces suaves como la de un waterroller, debería tener derecho a centrarse en estas aves en la cría. Debido a que los concursos y las competiciones son solo una parte del pasatiempo y que escuchamos a nuestras aves todos los días, no hace falta decir que casi todo el mundo cría canarios cantores cuya canción le atrae. Pero no se puede llegar a pensar que el gusto y la preferencia de muchos aficionados puedan servir para que se interpreten los requisitos estándar. La breve discusión que había surgido al escuchar a los pájaros, me había dejado claro que, en los Países Bajos, obviamente, es hora de llamar la atención sobre cuál debe ser la canción del Waterslager.

             ¿Qué es lo que queremos?

            En el año 2017 los stams de waterroller son evaluados por los jueces sin un comentario sobre la estructura de la canción y se unifican totalmente los grupos y los premios con los waterslagers sin haber llevado a cabo, en mi opinión, una reflexión sobre la cuestión de fondo de hacia dónde queremos ir en los Países Bajos con nuestros canarios de agua. ¿Es hora de reformular nuestra definición de la canción ideal de waterslag? ¿Queremos deshacernos del cantante rosiñolado como el de agua más ideal? ¿Vamos a ampliar los requisitos y las normas para que en el futuro llamemos waterslagers a todos los canarios que ofrecen juegos de agua? Si no es así, ¿cómo podemos evitar que los portadores de agua que no merecen estar entre los canarios de canto rosiñolado en las competiciones se encuentre entre los ganadores del premio?

            Dado que la canción de canto rosiñolado se dejó de criar en Bélgica en los años setenta del siglo pasado, no es un lujo superfluo hacer regularmente las preguntas anteriores. Después de todo, en los Países Bajos, aunque, por el momento, se ha decidido conservar el agua tradicional menos vocal, hay muchos aficionados que se han enamorado de las tendencias observadas en Bélgica y cultivan canarios de agua con una estructura de la canción rodada, con un canto profundo y valorando mucho la cantidad y la variedad de agua. Desde la revolución belga de los canarios de agua hay en los Países Bajos unos criadores que se adhiere plenamente a la estructura golpeada y rosiñolada (waterslager), y otros que prefieren el canto más bajo y más suave de los cantores que llamamos waterroller.

            Vamos a aclarar las diferencias esenciales entre los waterslager y los waterroller. En la visión clásica, los waterslager también se llaman nachterslager o cantantes rosiñolados. Esto no significa que waterslager cante o debería cantar como un ruiseñor en la naturaleza, sino que existe una relación entre la canción del ruiseñor y la del waterslager.

            La canción del ruiseñor se compone de estrofas muy cortas que están formados por uno o unos pocos giros que se interrelacionan bastante abruptamente. Además, en la canción del ruiseñor la consonante 'k' y los sonidos metálicos están presentes de forma muy destacada. Estas características le dan a la canción del ruiseñor el llamado efecto golpeado o discontinuo. Por lo tanto, un waterslager es mucho más que un canario en cuya canción suena el agua.

            Dejando de lado la canción clásica rosiñolada descrita anteriormente, durante la década de 1970, tuvo lugar en Bélgica un trabajo de cría con el objetivo de obtener cantores más profundos con la presencia predominante del klokende, bollende y rollende. Esto se logró con el cruzamiento de los waterslager con canario Roller del Harz. La consecuencia de este proceso de cría y selección es que la estructura de la canción de los canarios de agua belgas es más parecida a la de los harzer que a la del ruiseñor. Estos canarios no tienen un canto batido, sino una estructura de canto ondulado.

            Un waterslager que canta una canción rodada en realidad no puede ser llamado un cantante rosiñolado en el sentido clásico de la palabra. Armand De Vonder llamó en 1971 a las aves belgas con sangre harzer, waterroller en lugar de waterslager.

(continuará)

jueves, 11 de enero de 2018

Acerca de los puntos de impresión y penalización
Joop Aelbrecht
 
            Este artículo holandés fue publicado en: Contactblad Doelgroep Zang, región NZHU, volumen 2011, nr. 3, pp. 17-20.
         El encabezado "impresión" siempre da pie a controversias y diversidad de puntos de vista, por no mencionar la concesión de puntos de penalización, que no ocurría durante años y que se ha vuelto a aplicar recientemente. Joop Aelbrecht trata de darnos más claridad sobre esto en su artículo.
         Me gustaría, como juez de waterslagers, explicar algo sobre partes de la planilla de enjuiciamiento que algunos perciben como confusas o misteriosas. El número total de puntos en la lista de enjuiciamiento de los waterslagers depende de los puntos positivos obtenidos en las estrofas cantadas y de las penalizaciones o puntos negativos.  En la parte inferior de la categoría de canciones cantadas, aparece de forma solitaria la "impresión". Los puntos concedidos en la impresión dependen de la calidad de las melodías cantadas. Las estrofas defectuosas conllevan una serie de puntos de penalización. La impresion y los puntos de penalización están relacionadas entre sí y pueden tener una gran influencia en el valor de la canción. También determinan el valor como reproductor del ave.
 
Impresión
         En el apartado de impresión, el juez puede juzgar al pájaro y concederle más o menos puntos que dependen de las cualidades del canto en su conjunto. Un pájaro puede estar cantando muy bien ciertas estrofas, pero si causa una mala impresión debido a errores graves, puede que no se convierta en un campeón. Esto hace que la impresión sea un elemento importante en la canción del waterslager. En lugar de una impresión también se puede considerar como la presentación del pájaro.
         La impresión está determinada, entre otras cosas, por el brío, el repertorio, el ritmo y la armonía. El brío varía de cantar con un gran espíritu y energía a cantar de una manera rota. Dicho con otras palabras, el brío varía entre cantar con ganas a cantar sin ganas, sin entusiasmo. El repertorio significa que el pájaro debe cantar una canción lo más completa posible. El ritmo se refiere a que haya una separación corta y clara entre los diversos giros. La armonía significa que un pájaro, por ejemplo, no tiene que combinar una serie interminable de Bellen con Klok o Rol breves. La canción solo tiene valor cuando se canta en un contexto armónico.
Un waterslager puede obtener un máximo de 9 puntos en ‘impresión'. La puntuación puede ser suficiente (1-3 puntos), buena (4-6 puntos) o muy buena (7-9 puntos).
          Las aves que se califican en la categoría "muy buena" tienen todos los elementos que necesitan una buena agua, tienen un gran brio, un repertorio completo, ritmo, armonía y una pronunciación perfecta. En resumen, tienen el aspecto de un cantante de ópera.
          Las aves que se pueden colocar en la categoría "buena" son pájaros de calidad. Son relativamente inferiores en todos los aspectos que las aves de categoría “muy buena”. El pájaro canta bien, con brío, pero de vez en cuando se interrumpe y las estrofas se cantan menos armónicamente. La pronunciación de las diversas estrofas y el espacio entre ellas son buenos.
         Un waterslager solo puede obtener 1-3 puntos si continuamente interrumpe su canción y prefiere comer o saltar. Él ritmo no es el adecuado y casi no hay armonía. Estas son aves difíciles de enjuiciar y requieren mucha atención del juez.
            Hay canarios que cumplen con casi todos los requisitos, pero se olvidan de cantar una o más estrofas durante el enjuiciamiento. Si no canta Klokende o Rollende entonces ya no es un waterslager. Si canta Bollende si se considera waterslager. Si se omite alguna estrofa importante en la canción, esto se tiene en cuenta, y la impresión disminuye.
 
Puntos de penalización
         Un tema candente son las giros o estrofas negativas que se expresan en los puntos de penalización. Hasta hace poco, cuando un canario emitía alguna se anotaba con un nulo pues se consideraba que no eran muy graves. Pero hoy en día hay voces de diferentes lados que piden tratar este punto de manera más activa, es decir, con puntos negativos. Hay pájaros que hacen Bellen y Bellroll tan fuertes que no son propias de un cantor de calidad y, por lo tanto, deberían recibir puntos de penalización. Afortunadamente, la canción del waterslager ha mejorado mucho en los últimos años y cada vez nos encontramos menos con este tipo de canarios.
 
Conclusión
         Los puntos de impresión y penalización constituyen un capítulo interesante pero difícil, que requiere una interpretación amplia en la práctica de los jueces. La impresión que produce un agua es decisiva para el valor de un cantor y un ave de cría. El hecho de que no deberíamos presentar pájaros con fallos graves en los concursos y exposiciones me parece indiscutible. Pueden dar lugar a que otros pájaros las oigan y las copien. La impresión y los puntos de penalización también están determinados por factores hereditarios que reunimos en nuestras aves. Estos salen en un momento dado, a veces después de varias generaciones.


jueves, 23 de noviembre de 2017

A VUELTAS CON EL KNORREN Y CHORREN (2)
(CONTINUACIÓN)
Jan Zonderop
 
En octubre del 2005, Jaap Plokker escribió un artículo sobre el knorren y el chorren. Inmediatamente me atrajo la atención porque yo tuve pájaros en los años 80 con hermosos chorren. Al final del artículo, Jaap hizo una llamada para continuar hablando del tema. 
 
Comentario del traductor. Parece que el tema del Knorren y del Chorren se ha agotado, pues el artículo continúa con un interesantísimo escrito sobre la relación entre la cantidad total de puntos y la calidad del Klokende.
 
         OTRA VEZ EXAMINANDO Y PONDERANDO
         En nuestra revista apareció una verificación del rendimiento de nuestros waterslager. Uno de los temas planteados es la relación que existe entre la cantidad de puntos que se pueden lograr en el Klokende waterslager y los puntos que se pueden obtener en los giros restantes.  
 
         Se observa que desde 1981, hay una disminución de la calidad del Klokende Watersalager en la canción holandesa. Esta afirmación fue corroborada con un examen de las puntuaciones conseguidas en Klokende Waterslager por los canarios participantes en los concursos de canto del Doelgroep Zang NZHU. La investigación se refiere a un período relativamente corto y se remonta a casi 10 años atrás.   ¿Las conclusiones son obsoletas? Ahora es una buena oportunidad para que las cifras vuelvan a hablar y para ver en qué medida las conclusiones pueden confirmarse.
 
         En 1999, en el número de enero de Our Birds, bajo el título "Weighted and Weighted", se publicó un artículo en el que, entre otras cosas, establecí un vínculo causal entre la introducción de la nueva lista de enjuiciamiento en 1981 y la reducción de la calidad de la Klokende waterslager en nuestros waterslagers. En 1981, se introdujo una nueva planilla de enjuiciamiento, cuyo objetivo era estimular la canción batida de los waterslager. Al introducir nuevos apartados y reorganizar el número máximo de puntuaciones totales, la importancia de la Klokende en el total de la puntuación final disminuyó. Esta disminución, entre el 20% y el 16.5%, podría considerarse considerable. La tesis era que, para lograr resultados importantes en el conjunto del canto, la calidad interna o global de la canción es proporcionalmente más importante que la calidad de la Klokende waterslager. Para un criador, es mucho más importante centrarse en criar un tronco con una canción interior completa y buena que en mejorar la Klokende waterslager. La tesis se corroboró con una investigación sobre la calidad del Klokende entre las aves que obtuvieron más de 130 puntos durante los concursos de canto del Doelgroep Zang NZHU.
 
            Si miramos las consecuencias de la importancia de la Klokende Waterslager para el puntaje total final, este parece haber disminuido en comparación con la planilla anterior.     En mis comentarios sobre la nueva planilla, asumí como posible resultado que, en el futuro, incluso más que antes, nuestros mejores waterslagers sobresaldrán en el Rollende waterslager con una canción global "muy buena", pero se escucharán menos Klokende waterslager muy buenos o casi muy buenos. Para comprobar esta suposición, realicé una investigación para el período 1986-2006.
 
         Basándome en los resultados de las competiciones de canto del "Doelgroep Zang NZHU", traté de obtener información sobre hasta qué punto los waterslagers con una puntuación final tan buena como para calificarles como "pájaros superiores" también tienen una Klokende waterslager muy buena.  Debido a que en el concurso del "Doelgroep" presentan aves unos 30 - 40 criadores de waterslagers más importantes de los Países Bajos occidentales, los resultados parecen lo suficientemente representativos como para poder establecer conclusiones.
 
         Se consideran pájaros superiores aquellos waterslager que obtuvieron 130 o más puntos en el concurso de canto. En concreto se consideraron los waterslagers con un total final de 130 o más puntos y aves que obtuvieron 8 o más puntos para el Klokende waterslager.
 
         En el gráfico 1 se muestran los resultados para el período 1986-2006. Se puede observar que el porcentaje de portadores de agua que obtuvo 130 puntos o más durante las competencias de canto muestra una tendencia ascendente desde finales de los 80.
 
 La caída que se manifestó a mediados de la década de 1990 y en 1999 para mí, con los signos de interrogación necesarios, la considero como un desarrollo en un sentido negativo que parece no haber sido más que un revés temporal. También podemos decir que los waterslager enviados al concurso del Doelgroep NZHU desde finales de la década de 1980 hasta el 2006 han ido aumentando la calidad de la canción.
 
Grafico 1. Evolución de la calidad del canto y del Klokkende en los concursos Doelgroep Zang NZHU de 1986 a 2006. 

Explicación:
 La línea marrón indica el porcentaje de canarios que obtuvieron 130 puntos o más.
La línea verde indica el porcentaje de canarios que sacaron entre 8 – 10 puntos en Klok (o más).
          Hasta 1991 el número de aves con una valoración del Klokende de 8 puntos o más va en aumento. Desde 1991 ha disminuido claramente. Después del cambio de siglo, una tendencia en la dirección ascendente es nuevamente notable.  Considerando todo el período 1986-2006, podemos decir que el porcentaje de Klokendes con una puntuación de 8 o más se mantuvo razonablemente estable.
            La conclusión que podemos extraer es que el aumento inconfundible en la calidad de los waterslagers no se puede atribuir a  un aumento en el porcentaje de Klokendes con una puntuación de 8 o más. El aumento en la calidad de la canción de los waterslagers es principalmente un aumento en la calidad de la canción interna, no la de la Klokende.
 
Grafico 2. Desarrollo de la calidad del Klokende en los waterslager de calidad superior, en los concursos de Doelgroep Zang NZHU de 1986 a 2006 

Explicación: Para el período 1986-2006, la línea azul muestra el porcentaje de canarios que obtuvieron 8 o más puntos en Klokende y también obtuvieron un total de 130 puntos o más.
La línea azul describe la tendencia promedio durante el periodo 1990 al 2006.
         El Gráfico 2 muestra un desarrollo que está bien representado por la tendencia del promedio. Hasta aproximadamente 1993 hay una relación más o menos constante entre el número de aves con 130 o más puntos y el número de aves que anotaron para el Klokende 8 o más puntos. A partir de ese momento hay una disminución inconfundible en el número de aves con un Klokende de 8 puntos o más entre los waterslagers. Esta tendencia a la baja continúa hasta el cambio de siglo y se produce un nuevo período de estabilización significativamente más bajo que el de los años 80 / principios de los 90.
         Sobre la base de los Gráficos 1 y 2, se puede concluir que el número de aves con un Klokende de 8 puntos o más ha disminuido relativamente desde el comienzo de la década de 1990 y que para alcanzar un total final de 130 puntos o más, un Klokende muy bueno se ha vuelto menos importante. La calidad interna de la canción es, por lo tanto, más importante que la calidad del Klokende para lograr resultados de calidad en competiciones de canto.
         A esta conclusión también se llegó en 1999 y la nueva investigación para el período hasta el 2006 lo confirma. Mi suposición es que tenemos que encontrar la explicación de esta evolución en la aplicación de la nueva planilla en 1981. Al introducir nuevos encabezados y reorganizar el número máximo de totales, la importancia del Klokende en el total final disminuyó. Esta disminución, del 20% al 16.5%, podría considerarse considerable. Para lograr muy buenos resultados en las competiciones de canto, la calidad global de la canción se había vuelto proporcionalmente más importante que la calidad del Klokende.
         Para un criador, era mucho más productivo, en términos de puntuación en los concursos, centrarse en criar un tronco con una canción completa y buena que en mejorar el Klokende. El efecto de las prioridades establecidas por los criadores se refleja en los resultados durante las competiciones de canto desde el comienzo de la década de 1990.

 


miércoles, 4 de octubre de 2017

A VUELTAS CON EL KNORREN Y CHORREN (1)
Jan Zonderop
         En octubre del 2005, Jaap Plokker escribió un artículo sobre el knorren y el chorren. Inmediatamente me atrajo la atención porque yo tuve pájaros en los años 80 con hermosos chorren. Al final del artículo, Jaap hizo una llamada para continuar hablando del tema, he aquí mi contribución.
 
Primer contacto con el chor
Cuando estuvimos escuchando canarios durante el concurso en nuestro club de La Haya 'De Nachtegaal' en 1986, un equipo de canarios cantó una estrofa claramente reconocible, y un tanto especial, en su repertorio. Los pájaros eran del señor Riekert, un juez muy bueno y sobrio. Durante y después del enjuiciamiento varios miembros preguntaron en voz alta: "¿Qué estrofa es esa?   Incluso el Sr. Koek, un conocido criador, no tuvo respuesta inmediata. Son chorren - dijo el señor Riekert -, y de una gran calidad.
Compré pájaros del Sr. Riekert ese año y en 1987 yo tenía waterslagers con chorren.   Era sorprendente escuchar las voces de esos canarios que cantaban Knorren y Chorren.   No podía recordar haber oído ambos giros con esa calidad en otros pájaros.   Los canarios que yo había comprado eran waterslager de calidad media que sobresalían en Chorren o Knorren.  En los concursos del club recibí 5 puntos del Sr. Bisschop, y en el concurso regional 5 puntos del Sr. Wolterink. 
 
Un knor es un knor y un chor es un chor.
En su artículo, Jaap pregunta abiertamente cuáles son las definiciones actuales correctas de chor y knor. No es el primero que hace esta pregunta y tengo que admitir que tanto el Sr. B. Peleman como el Sr. M. van Woezik nos dificultan tener claras las ideas con sus diferentes y, a veces, contradictorias opiniones. Aún más fuerte: Una vez leí en un libro para los jueces del Bond General, en el que se dice, según B. Peleman: "Un chor es un knor corto."   Aunque esta afirmación se ha dado obviamente a los jueces en su formación durante décadas, no estoy realmente de acuerdo con ella. Un chor se destaca muy claramente de un knor: un knor es un knor y un chor es un chor.
El hecho de que se le considerase un giro especial y no se reconociese en 1986, tal como ocurrió con los canarios de Mr Riekert demuestra que es una cuestión importante de aclarar.   Si tuviera que hacer una elección, mi preferencia va por la descripción dada por M. van Woezik. Sobre la base de mi propia experiencia, me gustaría describir el chor de la siguiente manera. El chor es un giro interrumpido.  El chor está formado por las consonantes 'ch' y 'r' y el tono básico es 'o'. Los sonidos se pronuncian brevemente y la separación entre ellos es claramente reconocible. Así, el pájaro canta 'chor', 'chor', 'chor', 'chor'.  A pesar de que es un giro interrumpido, las sílabas se siguen a un ritmo muy rápido. Es algo comparable al tojkkenrol, también un giro interrumpido, pero en el que las sílabas 'chok', 'chok', 'chok' y 'chok' se siguen tan rápidamente que incluso lo llamamos tjokkenrol lo que supone atribuirle un cierto carácter rodado.
Para mí la diferencia más esencial entre el Chor y el Knor está en que el Chor utiliza como consonante una "ch". El Chor por lo tanto no se diferencia del Knor por ser un giro interrumpido.  Hay diversas versiones o variantes del Knorren y algunas de ellas se cantan de forma interrumpida. El Konorren se puede cantar de la forma Knooooorrrr, donde el sonido de la vocal es bastante largo; también puede cantarse como knorrrr, con una vocal corta y casi ahogada por las consonantes; pero el gruñido puede ser cantado en una forma similar a la del Chorr, como un giro interrumpido, emitido rápidamente y en una sucesión rápida knorr – knor. Este sonido es knorren y no chorren porque no está presente la consonante ch. En este tipo de knor los espacios entre las diferentes emisiones son más largos que en el caso del Chor. He escuchado estos knor cortos y puedo decir que suenan muy diferentes a los chorr que tenían mis canarios a finales de los 80.
Si una estrofa o giro se canta de una forma clara, como en los ejemplos descritos anteriormente, realmente no hay necesidad de discutir si es un chor o un knor. Para mí, la respuesta a la pregunta que Jaap propone, es muy sencilla, lo que ocurre es que es muy raro escuchar buenos chor desde hace muchos años. Yo tuve la suerte de escuchar pájaros que cantaban muy buenos chorr y muchos aficionados no pueden decir eso.

El chorr en los canarios con canto de agua (waterslager)  
¿Se pueden tener waterslager que canten buenos chorr? Prácticamente no.  Mi experiencia es que el chor desaparece y se degrada si quieres mejorar las otras estrofas del canario. Como ya he dicho, tuve pájaros moderados en 1987 y decidí mejorar su agua. En 1988, me di cuenta de que mis intervenciones llevaron a una pérdida de calidad del chor. Tuve pájaros que cantaban en vez de 'chor' 'sjor'. Como se lee en el libro de Van Woezik, los chorr de mis pájaros se estropearon. Esto fue sólo el comienzo. Al final los chorren se volvieron planos, el tono se convirtió en "a" y "e" y finalmente se convirtió en un giro feo y sucio que quería perder lo antes posible.  El señor Riekert ya me había advertido sobre esto. Se puede uno dedicar mejor a tener buenos knorr, porque lo mantienen mucho más fácilmente y degeneran mucho menos rápidamente.  Sin embargo, fue una gran experiencia para mí tener pájaros que cantaban unos excelentes chorren. Nunca lo olvidaré. La experiencia es un buen profesor y comprobé lo difícil (por no decir casi imposible) que es mantener esta estrofa en el canto de los waterslager. ¿Es más importante que los sonidos de agua no mejoren y mantener otros giros de una gran calidad? Este es un dilema que tenemos los aficionados. ¿Pero esto no mantiene la afición viva y emocionante?
 
 (CONTINUARÁ)


sábado, 19 de agosto de 2017

Knorr y Chorr
Jaap Plokker
 
Traducción de un artículo holandés aparecido en la pag http://84.105.134.8:8080/NZHU/index.html
 
Oyendo el canto natural.
        En la noche del 22 al 23 de abril del 2005, iba en bicicleta al atardecer de vuelta a casa.  Escuché el canto de un ave y me di cuenta que era de un ruiseñor. Era la primera vez en ese año que escuchaba su canto de noche y no pude dejar de parar y disfrutar en el silencio de la noche de su canción.
          Yo no sé ustedes que harán, pero cuando escucho ruiseñores intento identificar los diversos giros que emite. Soy tan aficionado al canto natural puro que estoy revisando en mi mente la teoría del canto del waterslager. Escuché todo su repertorio: flautas agudas, flautas profundas en forma de lamento, tjokkenrollen profundos, etc.
        El animal no se detuvo en adornos, y entre toda la fuerza del choque de los tjokkenrollen escuché regularmente gruñidos en “o”,  de una calidad, duración y estructura,  como la que nos gusta escuchar a los criadores del Waterslager. Mis pensamientos volvieron a la última jornada  celebrada en Katwijk y a las aves del holandés Gerard den Brabander. Sus waterslager tenían unos profundos, hermosos y cortos knorren.   
 
El nudo gordiano.
          Si el belga B. Peleman, uno de los "patriarcas" del waterslager moderno, pudiese escuchar lo que estoy diciendo, seguramente se revolvería en su tumba y gritaría: “Plokker, estás totalmente confundido. Los Knorren no deben ser cortos en absoluto. Los knorren deben ser limpios, prolongado, con dos tonos de sonido y variando en intensidad”.
        Este grito hipotético de Peleman es el nudo gordiano del canto del canario: un revoltijo de creencias, opiniones, y suposiciones de los expertos que piensan que tienen el monopolio de la sabiduría y entonces todo el mundo tiene que repetirlos sin verificar si lo que se dice está apoyado por argumentos sólidos. Entre los aficionados también hay algunos como Jaap Plokker, que no dudan, en ir a veces contra la corriente de la opinión popular. Sirva como ejemplo reciente del nudo gordiano antes mencionado lo siguiente: No hace mucho tiempo, oí otra hipótesis, sin justificación adecuada, en la que se proclama como verdad al mundo que los Harzers cantan más profundo que los waterslagers, ya que es una raza más antigua y más cultivada y seleccionada. Después de oír esta declaración, sin embargo, fruncí el ceño pues se sabe que hay fuentes que datan del siglo 17 en las que se menciona la existencia de waterslager, mientras que sabemos que el Harzer se originó como raza de canto en la segunda mitad del siglo 19. Pero volvamos al knorren.
       
Canarios sajones frente a los waterslagers.
          Para entender la diferencia entre la concepción actual del knorr y la que tenían los aficionados en el siglo 19, tenemos que echar un vistazo a la historia.
        Hay evidencias convincentes para muchos a reducir la cría de los canarios de canto en el noroeste de Europa a dos arquetipos: el efectuado en los Países Bajos, que imita el canto del ruiseñor, que es un canto duro, alternando con agua; es una canción golpeada portadora de agua; y el efectuado en la Europa central de habla alemana que es un canto profundo en el que predominan las ruladas y que se denomina canario de canto Saxón.  
        El canario waterslager quedó confinado inicialmente a los Países Bajos y más tarde especialmente a Flandes; mientras que el canario Saxón se extendió por Europa gracias a los comerciantes germanos. El canario de moda era el Saxón que se extendió con fuerza y se cruzó con los waterslager, entonces mucho menos valorados, y como consecuencia los sonidos de agua disminuyeron y se hicieron menos expresivos. B. Peleman afirmó que en la segunda mitad del siglo 19 casi todos los waterslager habían desaparecido. Me atrevo a suponer que el originario waterslager estaba completamente extinguido. No se han encontrado indicios, que yo sepa, de que en el siglo 19 se criaran waterslager en los Países Bajos y los waterslager flamencos que pudiese haber durante todo ese tiempo debían tener bastante sangre sajona. A finales del siglo 19 se empezaron a rehabilitar en Bélgica los waterslager como raza de canto y se empezaron a definir las características y variedades del canto, pero en la definición de lo bello y lo feo de la misma, no hubo una liberación de algunos elementos sajones que se habían introducido en el canto del waterslager. Aquí radica, en cierta medida, el origen de la diferencia entre el waterslager belga y el holandés. Mientras que los holandeses vuelven en el siglo 20 al canto rosiñolado golpeado, canto originario del waterslager, los belgas consiguen elevar a norma internacional, el canto resultante de los cruces de los waterslagers con los sajones.
 
Peleman y el knorren curvado.
        Peleman fue uno de los principales defensores flamencos de la canción portadora de agua durante las primeras décadas del siglo 20.
        No sabemos cómo sonaba el agua en los canarios flamencos al final del siglo 19, pero podemos suponer que eran similares a los elementos de agua que había en el canario Saxón (el canario Harzer de la línea de agua) y que las características de esta agua eran consideradas de categoría inferior en la totalidad del canto de este canario Saxón. Se sospecha que cuando Peleman y otros comienzan a establecer las condiciones de calidad de la canción del agua, allá por el 1900, consideran como idóneas las características de las voces de los canarios sajones de agua (línea de agua de los canarios Harzer Roller). Estas suposiciones están basadas en un artículo escrito por B. Peleman en la revista Onzw Gevleugelde Zanger (Nuestros cantantes con alas) de 1921. Peleman describe en ese artículo el canto del waterslager y resalta las diferencias entre el Harzer y el Waterslager. También plantea la cuestión de si debe haber giros del Harz en la canción de agua del waterslager.
        No estaba de acuerdo con la gente que quería borrar las influencias del harzer de la canción del waterslager: "¿Qué da y qué puede impedir que un waterslager cante una estrofa que también tiene su hermano, el Harzer?. Nada si lo que canta es bello y melodioso... hay en la canción del waterslager ciertos giros  similares a los del Harz, pero estos giros no se cantan con la frecuencia y características del Harz, sino que se deben cantar con la peculiar manera del ruiseñor que es la propia y la que deben tener los waterslager.
 
          Si tenemos en cuenta el contexto histórico descrito anteriormente, y tratamos de comprender la opinión de Peleman sobre la canción y la estructura del canto de agua, entonces es muy comprensible lo que escribe sobre el knorr  en 1929: "A diferencia de la mayoría de las estrofas de la canción del waterslager el knorr no es golpeado, sino que es en forma de rulada y el canario lo emite más o menos largo en el tiempo. El Knorr se puede emitir en forma recta o curva. Ni que decir tiene que la forma curvada está por encima de la forma recta.  El valor del knorr aumenta cuando se canta en forma curvada y se emite en dos tonos diferentes.” Luego de hacer la descripción del Chorr concluye: “Si hacemos una comparación entre el valor de la velocidad y de la duración de cada una de las dos estrofas, enseguida se da uno cuenta de que el knorr tiene que ser recompensado con más puntos que el chorr”. Pero vamos a tener que buscar mucho para oír cantar a los ruiseñores los knorr que Peleman había descrito. Si elegimos la canción del ruiseñor como referencia para la canción del waterslager no hay casi lugar para los giros que describía Peleman. Ahora consideramos que los mejores knorr deben ser cortos. Esta idea se inscribe en la tradición de la escuela holandesa, que fue fundada en los años 20 del siglo pasado por M. van Woezik y otros, donde B. Peleman tenía sus propios pensamientos.
 
El chorr de M. van Woezik y el de B. Peleman.
        En el estándar “Waterslagers y Harzers, cuidados y cría”, el Sr. Woezik describe extensamente las características del canto Waterslager.
          En el Chorr y en el Knorr, en mi opinión, nos encontramos frente a un serio problema.
        El Chorr es un giro intermitente, con separaciones bien audibles.
        Los sonidos del Chorr son bastante cortos y con silencios claros y notorios.
        Los sucesivos sonidos son rulados y suenan como chor, chor, chor, chor.
        La vocal es O y las consonantes son CH al principio y R atrás. En algunas ocasiones también se escucha SJ al comienzo.
        Esta forma se denomina Chor sjor (chor de amarre)
El knor lo describe M. van Woezik de la siguiente manera: En contraste con el chor que acabamos de describir, está el knor, es decir, el knor redondo, que es una rodada pura, continua.
        En los Harzer el knor es un giro fundamental y hay diferentes variaciones, pero en los waterslagers normalmente oímos el knor redondo.
        El sonido es continuo, sin interrupción. La vocal de un buen knor es O o OE, Las consonantes son kn y r.
        Los knor ideales son cerrados, profundos, sonoros y potentes, no demasiado cortos, pero en nuestros waterslager no tienen demasiada duración.
        Es todo un reto intentar llegar a una conclusión en esta confusión babilónica.
        La descripción que hace Woezik del chor coincide plenamente con la descripción que hace Peleman del schokkelchor.
        El knor que describe Woezik se aproxima mucho a la descripción del chor que hace Peleman.
        ¿No es una descripción muy lírica y fantasiosa la que hace Peleman del knor más o menos curvado y en dos tonos?
        Suponemos que la referencia que hace M. van Woezik a los Harzers en su descripción, supone que no está de acuerdo con que ese tipo de canto esté en los waterslagers.
 
Knor o Chor; Chor o Schokkelchor.
        No sé cómo te suena a ti, pero a mí el knor me suena como “orrrrrrrrrr”.
        Tanto B.Peleman como M. van Woezik describen el Knor y el Chorr de los waterslager con un claro kn o ch. Rara vez escucho estas consonantes y nunca escucho las dos claramente pronunciadas. Yo más bien escucho una Ch suave que una clara Kn. Esto, por supuesto, puede ser una característica de la canción de mis propios waterslagers. Pero siento curiosidad por saber cómo otros criadores perciben el knor de sus canarios. Basándome en lo que otros criadores me dicen y en mi propia observación, me inclino a pensar que lo que hoy llamamos knor debe considerarse más un chor que un knor.
        A mediados de los años 90 aparecieron en la asociación Kanarienvogel en Katwijk unos waterslagers que emitían un knor corto que repetían breve y rápidamente: orrrrrrrr, orrrrrrr, orrrrrrr. No se oía un claro comienzo con kn en estos canarios. Los jueces quedaron impresionados con este tipo de knor y le concedieron 5 y 6 puntos. Ningún criador ha sido capaz de mantener este tipo de knor en sus canarios de forma permanente.  Lo mismo le ocurrió a Leen van den Haak, cuyos canarios fueron los primeros en los que escuché esta forma. Esta forma ha desaparecido en los criadores de Katwijk. Por último, tengo que decir que he oído hace unos años esta forma de knor claramente en la canción de los waterslagers de Catrien van der Toorn.
Sé que recientemente Van Ton Diepenhorst, ha intentado conseguir estas aves a través de la inseminación artificial, pero no sé si lo consiguió o no.
        Volviendo a la teoría del canto no sé si estos giros eran los que M. van Woezik trató de explicar o si estos eran los schokkelchor que Peleman describió en los años 20.
        ¿En ambos casos es chor, pero le llamamos knor? Yo ya no lo sé. Quien lo sepa puede decirlo.
        ¡A dónde nos puede conducir un paseo en bicicleta!